Estrategias en Redes Sociales Vs. SEO: ¿Están cambiando las reglas en Social Media?
Nace GYS fruit…...
Twitter Analytics: Midiendo tweets
Vida más allá de Linkedin en la Estrategia B2B
Social Business: Exprimiendo al máximo el potencial de lo social
La Gamificación no es un juego
Engagement, un valor en alza en el Social Media

La Reputación Online no se construye sólo con Branding


El resultado de lo que sabe internet de una empresa, marca, producto o persona es la Reputación Online. En la actualidad, independientemente de que se esté alejado o se viva en la red de redes, la reputación online existe por defecto. Este hecho es lo que ha cogido a pie cambiado a muchas empresas o marcas, sobre todo, a las que aún creen que sobreviven alejadas de internet.

Todas las empresas o marcas que interactuan en internet y, principalmente, en redes sociales tienen que tener un plan de acción ante una crisis de reputación pero ¿qué ocurre con las que no están en internet? Pues que sus clientes sí pueden estar en la red de redes por lo que, de forma indirecta y sin querelo, su imagen está expuesta en internet en manos de terceros. Ante esta situación, muchas marcas o empresas han decidido entrar de lleno en el mundo online para gestionar su branding.

Es evidente que una buena reputación online se forma con un buen Branding, pero lo más importante es que la realidad offline de la marca o empresa esté en concordancia con la realidad online, ya que el tiempo las unificará, para bien o para mal. La reputación online y el branding tienen que ir cogidos de la mano en una única dirección, crear una imagen de marca lo más saludable posible. Invertir en branding, dejando de lado la reputación online, es como realizar una construcción con los cimientos poco sólidos, tarde o temprano se desmoronará. Para evitar esto, cada vez más marcas destinan una parte de su presupuesto de marketing destinado a branding, a mejorar y cuidar su reputación online.

Un error muy generalizado es pensar que la reputación online y el branding es sólo para grandes marcas. En la actualidad, con las múltiples aplicaciones y redes sociales de geolocalización, cualquier servicio abierto al público está expuesto a la opinión de sus usuarios. Del mismo modo, la reputación online personal es vital para un freelance o para acceder a algunos puestos de trabajo. Por otro lado, el branding ya no es sólo corporativo, el branding personal es ya una realidad con las redes sociales.

¿Cómo se mide la reputación Online?


Del mismo modo que el SEO puede ser uno de los mejores aliados de una marca a la hora de salir en las primeras posiciones de los buscadores, también puede ser su peor enemigo a la hora de que las críticas o los comentarios negativos afloren en las primeras posiciones, tapando y distorsionando la imagen corporativa de la marca. Tanto es así, que marcas de primer nivel usan entre sus keywords (palabras clave) palabras de connotación no positiva para eclipsar de las primeras posiciones de los buscadores las críticas negativas vertidas.

Algunos datos relevantes que nos desvela un informe, de hace más de un año, realizado por WeberShandwick son los siguientes:
  • El 70% ha declarado que evita adquirir productos fabricados por compañías que no les gustan
  • 7 de cada 10 consumidores (69%) declaró que frecuentemente dicen lo que piensan sobre el producto que compraron.
  • Decisión de compra:
    El “boca-oreja” es la principal influencia (88%)
    Influencia de los estudios y críticas online (83%)
    Los resultados de búsqueda online (81%).
  • Los ejecutivos estiman que una media del 60% del valor de mercado de sus marcas es atribuible a su reputación.
  • Para finalizar con los números, otro dato relevante. Según Weber Shandwick y Forbes Insight, la “sociabilidad” contribuye un 52% a la reputación de marca.


Aunque el e-book (gratuito) vio la luz en 2011, Reputacion Online para Tod@s” de Oscar del Santo sigue siendo un referente de obligada lectura, en el caso que haya alguien que no lo haya leído. Estas son “10 lecciones desde la trinchera sobre tu activo más importante”, diez motivos para leerlo y continuar con su última publicación De Twitter al cielo”
  1. En reputación online vale más prevenir que curar. Reparar la reputación de una persona o una empresa es mucho más costoso en tiempo y en dinero que una estrategia proactiva de prevención.
  2. La Era Digital ha supuesto un salto evolutivo que ha hecho que las reglas del juego hayan cambiado irremisiblemente en lo referente a la comunicación y la gestión de la reputación.
  3. El Branding - tanto en sus versiones personal como corporativa - es una de las piezas fundamentales que contribuyen a la construcción de nuestra reputación online.
  4. Cómo aparecemos en Google y las opiniones vertidas sobre nosotros en los social media constituyen los dos ejes centrales de nuestra reputación online: y ambos deben ser monitorizados.
  5. Es altamente recomendable el contar con una estrategia de monitorización online usando las herramientas adecuadas aunque esta por sí sola no nos proteja de las crisis.
  6. Una reputación empresarial online sólida es el resultado de una serie de efectos acumulativos consecuencia directa de nuestros valores, de nuestras interactuaciones con la comunidad y de nuestros conocimientos digitales
  7. Existen individuos cuya reputación online es especialmente sensible por su impacto para el conjunto de la organización y requiere una atención especial.
  8. Los community managers son esenciales en la gestión de la reputación online de las empresas y organizaciones. Es imprescindible que estén excepcionalmente bien formados dada la repercusión de su labor.
  9. Todos estamos expuesto a comentarios negativos y críticas en el medio online: hemos de contar con una estrategia flexible pero sólida y probada de respuesta.
  10. El advenimiento de la Organización 2.0 y de la Web 3.0 supondrá una intensificación de la importancia de la reputación online tanto a nivel individual como corporativo. ¡Hay que estar preparados desde ya!

No hay comentarios:

Publicar un comentario