Estrategias en Redes Sociales Vs. SEO: ¿Están cambiando las reglas en Social Media?
Nace GYS fruit…...
Twitter Analytics: Midiendo tweets
Vida más allá de Linkedin en la Estrategia B2B
Social Business: Exprimiendo al máximo el potencial de lo social
La Gamificación no es un juego
Engagement, un valor en alza en el Social Media

Networking: Más que un recurso en tiempos adversos



Si traducimos literalmente al castellano, las palabras “network” o “networking” sería “red” o “trabajando en red”. Traducción muy limitada para un concepto lleno de acepciones y de posibilidades. El otro día leí en internet un comentario jocoso al respecto que venía a decir que que los americanos tienen la extraña habilidad de inventar palabras que luego nosotros tenemos que llenar de significado. La palabra networking cumpliría a la perfección la afirmación de tal ingenioso comentario. Una reflexión más al respecto es que wikipedia, en español, no define qué es “networking”.

Entonces, ¿Qué es networking?

Así lo define A. Porras SánchezNetworking es el arte de crear, gestionar, ampliar y mantener tu red de contactos, vía on-line (virtual: redes sociales, redes profesionales, IM, Blog, Web, etc.) y off-line (presencial: eventos, desayunos, comidas y cenas de negocios, encuentros, etc.) de manera sistemática para que ambas partes ganen, se generen sinergias, colaboraciones, negocios, etc. consolidando relaciones duraderas y de confianza

Simplificando, Network sería lo más parecido a una lista de contactos y hacer networking es conseguir ampliar y mantener esa lista de contactos. Pero, claro, no hablamos de una lista de contactos tal cual, hablamos de una lista de contactos donde las dos partes salen beneficiadas con lo que se pueden aportar entre sí. En terminología de sociología, que no de economía, sería el “capital social” que puede tener una persona.

Por otro lado, existiría Networking 1.0 (off-line) y 2.0 (on-line) donde aquí las redes sociales juegan un papel fundamental y es donde en mayor medida se realiza el networking en la actualidad, aunque no hay que desechar ningún escenario.

Centrándonos en el networking 2.0 según Expansión.com LinkedIn es perfecto para relaciones B2B (bussines to bussines), mientras que en Facebook se practica el B2C (bussines to consumer). Este último es el más adecuado si te mueves en los sectores de gran consumo y ocio. Por otro lado, Twitter es muy útil para expertos en tecnologías de la información y Google+ para earl adopter, los pioneros en la aplicación de nuevas tecnologías.

Hay dos teorías muy interesantes al respecto que aportan un poco de luz a este ambiguo y polifacético concepto, además de poner de relieve su importancia.

6 grados de separación
Es la hipótesis que intenta probar que cualquiera en la Tierra puede estar conectado a cualquier otra persona del planeta a través de una cadena de conocidos que no tiene más de cinco intermediarios (conectando a ambas personas con sólo seis enlaces).

3 grados de influencia
Según esta regla sólo podemos ejercer influencia en las redes sociales en tres grados. A nuestro amigos (grado 1), a los amigos de nuestros amigos (grado 2) y a los amigos de los amigos de nuestros amigos (grado 3); y a partir del cuarto grado comienzan a disiparse los efectos. Una red social que aplica este concepto es Linkedin donde agrupa a los distintos usuarios por grados de influencia respecto a ti.

¿Para qué el networking?

Hay quien plantea que el networking es un arma muy valiosa que se revaloriza en tiempos adversos como los que estamos viviendo. Es momento de cambiar el chip y pensar en el “tú” y olvidarnos del “yo” aplicando la ley de reciprocidad.

Su utilidad está latente a la hora de cambiar de empleo, en el mundo de los negocios o simplemente para compartir y aprender conocimientos nuevos. Una empresa con un buen networking o una buena red de contactos puede conseguir nuevos proveedores/clientes, puede conocer a la competencia o ampliar y expandir el negocio. A nivel individual, una persona puede promocionar, mejorar su empleo o compartir conocimientos sobre un tema en concreto.

Los “peros” del Networking

No hay que vivir, a causa del networking, en un estado de alerta continuo. El networking ha de ser algo espontáneo y que surja de forma natural, sin caer en la persistencia. Si hay interés por ambas partes, usa la regla 30/70. Habla un 30% y deja que la otra persona hable el 70%.
A algunas personas, el networking le ha cambiado la vida de forma excesiva. Antes se iba a una fiesta a pasárselo bien, o a hacer deporte porque te gustaba... ahora se va a hacer networking. Excesivo ¿no?

Un buen lugar para hacer Networking

Además de las archiconocidas redes sociales, si te gusta el marketing, hay un hueco dentro de twitter bajo el hashtag #MarketerosNocturnos. Además de poder participar de lunes a jueves a partir de las 22:00 horas, el último jueves de cada mes hay una sesión de networking.

Fuentes


No hay comentarios:

Publicar un comentario